Sin contradicción, grande es el misterio de la piedad (del amor, de la misericordia), Él [Dios] fue manifestado en carne.