El Señor Jesús ha prometido que Él tendrá un nombre nuevo, que dará a conocer a todo aquel que venza y entre a su Reino Eterno.